fluox:

He decidido no morir en cama
por muchas cosas importantes,
porque tengo malos recuerdos de cama,
por el asma en la cama
y porque existe el mar, por ejemplo,
el mar que tiene un cinturón de espuma
de cien metros o más
de ancho algunos días,
uno, dos, tres, cuatro,
cinco rompientes
para…

"Todo es bello, o tiene su belleza. Hay que hablar de un cerdo como de una flor."

Jules Renard

Tags: Jules Renard

"Por ahora, querido hermano, eres como quien dice un cero a la izquierda. Pero cuando se es joven hay que ser un cero a la izquierda, pues no existe nada más perjudicial que destacar pronto, prematuramente, en cualquier cosa. Cierto es que algo significas para ti mismo. Bravo. Estupendo. Pero para el mundo todavía no eres nada, y eso es casi igualmente estupendo."

Robert Walser, Jakob von Gunten

"

Ignoro cuál sea vuestra visión (yo mismo no sé por qué
estoy aquí ni por qué existen las cosas),
Empero me esforzaré cuidadosamente en aclarar dichos
enigmas, aun vencido como vos lo estáis ahora,
Hasta en la derrota, en la pobreza, en la hostilidad, en la
prisión, pues también hay grandeza en tales trances.

¿Pensábamos que la victoria es grandiosa?
En efecto, lo es; pero ahora se me ocurre que la derrota,
Cuando sobreviene irremediablemente, también es grande,
Que la sepultura y la muerte también son grandes.

"

Walt Whitman, Hojas de Hierba

"Vio claramente cuán modesto y sencillo, por no decir miserable, era todo aquello. Pero también advertía lo mucho que significaba para él y el valor de poseer un puerto seguro en la vida. No deseaba dejar su nuevo modo de vivir, con sus espléndidos espacios. Ni volver la espalda al aire y al sol y a todo lo que le ofrecían, para arrastrarse tierra adentro y recluirse en su hogar. El mundo poseía una atracción demasiado fuerte y seguía llamándolo, aun allí, bajo tierra, y sabía que tendría que volver al más amplio escenario. Pero era muy agradable pensar que poseía aquel cobijo, aquel lugar que le pertenecía en exclusividad. Las cosas que se regocijaban viéndolo de nuevo y con cuya sincera bienvenida siempre podría contar."

Kenneth Grahame, El viento en los sauces

Ramón Bonaparte

Ramón Bonaparte

La desmesura es una comodidad siempre, y una carrera a veces. La mesura por el contrario, es pura tensión. Sonríe, sin duda, y nuestros convulsionarios, dedicados a laboriosos apocalipsis, la desprecian. Pero esta sonrisa resplandece en la cima de un esfuerzo interminable: es una fuerza complementaria.         

La mesura no es lo contrario de la rebelión. La rebelión es la mesura y ella la ordena, la defiende y la recrea a través de la historia y sus desórdenes. El origen mismo de este valor nos garantiza que sólo puede ser desgarrado. La mesura, nacida de la rebelión, no puede vivirse sino mediante la rebelión. Es un conflicto constante, perpetuamente suscitado y dominado por la inteligencia. No triunfa ni de lo imposible ni del abismo. Se equilibra con ellos. Hagamos lo que hiciéremos, la desmesura conservará siempre su lugar en el corazón del hombre, en el lugar de la soledad. Todos llevamos en nosotros mismos nuestras prisiones, nuestros crímenes y nuestros estragos. Pero nuestra tarea no consiste en desencadenarlos a través del mundo; consiste en combatirlos en nosotros mismos y en los demás.                                              
Tan pronto como la rebelión, olvidando sus orígenes generosos, se deja contaminar por el resentimiento, niega la vida, corre a la destrucción y hace que se levante la cohorte burlona de esos pequeños rebeldes, simiente de esclavos… No es ya rebelión ni revolución, sino rencor y tiranía. 


Albert Camus

La desmesura es una comodidad siempre, y una carrera a veces. La mesura por el contrario, es pura tensión. Sonríe, sin duda, y nuestros convulsionarios, dedicados a laboriosos apocalipsis, la desprecian. Pero esta sonrisa resplandece en la cima de un esfuerzo interminable: es una fuerza complementaria.         

La mesura no es lo contrario de la rebelión. La rebelión es la mesura y ella la ordena, la defiende y la recrea a través de la historia y sus desórdenes. El origen mismo de este valor nos garantiza que sólo puede ser desgarrado. La mesura, nacida de la rebelión, no puede vivirse sino mediante la rebelión. Es un conflicto constante, perpetuamente suscitado y dominado por la inteligencia. No triunfa ni de lo imposible ni del abismo. Se equilibra con ellos. Hagamos lo que hiciéremos, la desmesura conservará siempre su lugar en el corazón del hombre, en el lugar de la soledad. Todos llevamos en nosotros mismos nuestras prisiones, nuestros crímenes y nuestros estragos. Pero nuestra tarea no consiste en desencadenarlos a través del mundo; consiste en combatirlos en nosotros mismos y en los demás.                                              

Tan pronto como la rebelión, olvidando sus orígenes generosos, se deja contaminar por el resentimiento, niega la vida, corre a la destrucción y hace que se levante la cohorte burlona de esos pequeños rebeldes, simiente de esclavos… No es ya rebelión ni revolución, sino rencor y tiranía. 



Albert Camus

(Fuente: thischarmingman1981)

"Recuerdo que a los dieciocho y a los diecinueve años me angustiaba yo con las imágenes. Me decía, por ejemplo: "Voy a morir y no habré expresado los chillidos de las golondrinas", o: "Moriré sin haber explicado la erección de las ciudades vacías por la noche." El Sena, los anuncios, el asfalto de abril, los barcos-moscas; no experimentaba yo el menor placer ante todas esas maravillas. Sufría únicamente la angustia de vivir demasiado poco para expresarlas."

Jean Cocteau, Opio: Diario de una desintoxicación

Tags: Jean Cocteau

Jean Cocteau by Man Ray, 1922.

Jean Cocteau by Man Ray, 1922.

Fear

Fear of seeing a police car pull into the drive.
Fear of falling asleep at night.
Fear of not falling asleep.
Fear of the past rising up.
Fear of the present taking flight.
Fear of the telephone that rings in the dead of night.
Fear of electrical storms.
Fear of the cleaning woman who has a spot on her cheek!
Fear of dogs I’ve been told won’t bite.
Fear of anxiety!
Fear of having to identify the body of a dead friend.
Fear of running out of money.
Fear of having too much, though people will not believe this.
Fear of psychological profiles.
Fear of being late and fear of arriving before anyone else.
Fear of my children’s handwriting on envelopes.
Fear they’ll die before I do, and I’ll feel guilty.
Fear of having to live with my mother in her old age, and mine.
Fear of confusion.
Fear this day will end on an unhappy note.
Fear of waking up to find you gone.
Fear of not loving and fear of not loving enough.
Fear that what I love will prove lethal to those I love.
Fear of death.
Fear of living too long.
Fear of death.

I’ve said that.



Raymond Carver